ADULTOS ADOLESCENTES PAREJAS NIÑOS PSICOTERAPIA VINCULAR
AGRESIVIDAD, IRA Y ENOJO ANSIEDAD, FOBIAS Y PÁNICO DEPRESIÓN, TRISTEZA Y ANGUSTIA
ANOREXIA, BULIMIA CONSUMOS PROBLEMÁTICOS, ADICCIONES

Anorexia, bulimia... Trastornos expresados en la alimentación

Los trastornos de la alimentación, o con la alimentación, remiten a cuestiones que tienen que ver con diversas causas, en general causada por alteraciones en el esquema corporal, otras veces por cuestiones que tienen que ver con el significado que se le da a la comida.

En la llamada anorexia nerviosa, usualmente existe una alteración del esquema corporal, produciéndose una restricción de la ingesta de alimentos o una práctica expulsiva de lo ingerido. A la inversa, en la bulimia nerviosa, que es la ingesta voraz de alimentos, hay efectos compensatorios como los vómitos.

Hay otras etiquetas que refieren al conjunto de problemas englobados fenomenológicamente en lo que se llama "trastornos de la alimentación".

Independientemente de ello, lo importante es el tratamiento multidisciplinario, incluyendo al psicólogo, al clínico, al nutricionista y sobre todo un fuerte apoyo vincular.

En la mayoría de los casos el riesgo de muerte prematura es elevado, con impacto en el sistema cardíaco, desajustes bioquímicos (por ejemplo, la deshidratación sumada a la inanición reducen niveles de líquido y contenido mineral, llevando a desajustes de electrólito), posibles y probables anormalidades reproductivas y hormonales, problemas neurológicos, gastrointestinales, menopausia temprana, complicaciones sanguíneas...

El listado sigue. La gravedad de estos cuadros, en donde la persona trata de lograr la delgadez para conseguir un éxito que implica el ser delgado, liviano, a veces se ve acrecentada por la exposición a los mensajes publicitarios, que en realidad son gatilladores.

En el fondo se pueden percibir mandatos familiares que la persona incorporó en su esquema de conducta, ya sea por una forma vincular distante (por ejemplo, las causas son múltiples, cabe resaltar), como por una imposición de dietas tempranas acompañadas de un mensaje asociado. También pueden influir cuestiones de autoestima baja, fomentada por el mandato de la delgadez (sinónimo a veces de éxito y valoración social).

Desde luego, la consulta a un profesional es condición sine qua non para tener un diagnóstico presuntivo válido.